empresas de ascensores

Historia

La existencia de Talleres Ruiz data del año 1905, configurándose como una de las mejores empresas de ascensores de Valencia en 1931.

Desde entonces, manteniéndose en todo momento como un negocio familiar, Ascensores Ruiz se ha ido adaptando y estructurando para dar respuesta adecuada tanto a los cambios evolutivos de normativas correspondientes del sector, como a las transformaciones tecnológicas, productivas y socio-económicas de nuestro entorno. Todo ello conservando siempre como patrimonio de cultura de empresa los principios de formación, calidad, seguridad y atención al cliente.

Empresa de ascensores

La evolución tecnológica y productiva de la empresa bajo la perspectiva histórica que nos ofrece el dilatado periodo de actividad empresarial se inicia como único patrimonio, el espíritu de sacrificio, trabajo e imaginación.

La normalización estandarizada de series en la fabricación era imposible, la construcción de máquinas, guías, conductores eléctricos, los cuadros de maniobra, las cabinas etc. todo estaba supeditado a la disponibilidad de materia prima del momento (recordemos la situación de España en esos años) llegado el periodo de la contienda civil en nuestro país 1936-1939 la economía productiva se paraliza y por lo tanto la manda de nuestros fabricados no es ajeno a la coyuntura. Es por ello que se decide la diversificación de productos, diseñando y construyendo grupos electrógenos de generación de corriente que por motivos de las restricciones impuestas de energía implantadas ejercían una demanda de este producto.

Finalizada la contienda civil, comienza la posterior etapa de aislamiento internacional en la que la escasez de materias primas hace imposible la recuperación económica empresarial.

El inicio del despegue económico, sin embargo, no se produce hasta la década de los 60 en que la apertura internacional y la entrada del turismo mejoran el nivel de vida de nuestra sociedad, generan la construcción de viviendas y, como consecuencia, la instalación de ascensores, lo que provoca las inversiones en maquinaria y recursos humanos para el aumento de la producción.

En nuestra empresa de ascensores se continúa con la política de fabricación de todos los elementos que componían un aparato elevador y la continua formación de nuestros empleados, ya que de forma regular se ampliaba la plantilla en las secciones de producción y administración. Con la entrada en la comunidad europea, la política de fabricados de nuestra organización se reestructura asumiendo la nueva situación, ya que la disponibilidad de nuevos componentes fabricados en grandes series y la consiguiente especialización de la empresa auxiliar de aparatos elevadores aumenta de manera considerable la calidad y la diversificación de los ascensores.

Con esta nueva situación se decide centrar nuestra fabricación en el diseño de cabinas y cuadros de maniobra, componentes estos que entendemos transmiten e imprimen la personalidad de nuestra empresa, de los componentes mencionados son las maniobras las que reciben mayor atención ya que por su naturaleza y tecnología evolucionan con mayor rapidez, incorporando a estas el autómata programable lo que evitamos la dependencia en esta materia con otras empresas en este producto tan evolutivo.

En el año 1994 y tras asistir al seminario sobre calidad y producción en empresas de ascensores en Valencia organizado por la federación empresarial de ascensores, nos hace comprender la necesidad de darle un nuevo impulso a nuestra organización en esta materia ya que coincide con la aprobación por el parlamente europeo de la directiva específica para ascensores.

Así como la fecha de 1905 que marca el inicio de nuestra organización la tenemos de hecho incorporada en todos los documentos, la del 30 junio 1994 todos los que componemos el factor humano de la compañía la tenemos presente, pues fue entonces cuando la dirección convocó en asamblea general a todos los integrantes de la plantilla para comunicar su decisión irrenunciable de establecer la política de calidad, directrices y procedimientos necesarios e incorporarlos a nuestra organización para cumplir el Standard une-en-iso 9001-94.

Desconozco si este documento es el apropiado para el reconocimiento y respeto personales pero la historia por muy resumida que fuere de nuestra empresa y por lealtad a ellos no debe de dejar de recordar a las grandes personas que tuvieron la ocasión y decisión de hacer posible la longevidad de nuestra empresa.

Desde Don Vicente Ruiz Pla como fundador, D. Vicente y D. José Ruiz Peris como continuadores e iniciadores en el sector del ascensor; a los empleados que incorporándose como aprendices llegaron a la edad de jubilación en nuestra empresa como D. Vicente Cortes, D. Vicente Aleixandre, D. Ángel López y a D. Luis Merelo y Mas ingeniero colaborador responsable técnico del primer ascensor construido e instalado por nuestra empresa en la calle ribiera 15 actualmente 13 de valencia. A todos los proveedores que hicieron y hacen posible nuestros compromisos con nuestros clientes. Y como no, a todos nuestros clientes, fieles e incondicionales que posibilitan nuestras renovaciones ilusionantes que hacen cumplir nuestro objetivo continuo y final que es su satisfacción.

 

FIRMADO: José Ruiz Navarro (3ª Generación)