4 ventajas de sillas salvaescaleras

4 ventajas de las sillas salvaescaleras

Las sillas salvaescaleras pueden ser una gran opción para determinadas situaciones, donde la movilidad de alguna persona se ve limitada y es necesario tomar medidas para que pueda desenvolverse por sí misma. Sin embargo, en casos donde se instala en una vivienda particular, mucha gente se pregunta si no es mejor optar por otro tipo de alternativa.

Para responder a esto, es importante valorar qué ventajas reportan los salvaescaleras respecto a ascensores o plataformas de subida vertical:

  1. En primer lugar, el coste es una de las grandes ventajas que tiene las sillas salvaescalera, siendo mucho más baratas, generalmente, que cualquier ascensor o plataforma vertical.
  2. Pueden adaptarse a cualquier tipo de escalera, ocupando un espacio mucho menor que un ascensor, pudiendo ajustarse mejor a todo tipo de vivienda.
  3. Pueden usarse por las personas impedidas sin interrupción y sin ningún tipo de dificultad, debido a su sencillo mecanismo pensado para facilitar las cosas a las personas con algún tipo de problema de movilidad.
  4. No hay que realizar reformas, siendo la instalación realmente sencilla, en comparación con ascensores o plataformas verticales, en las que se necesitarán de grandes obras para poder instalarse.

Además de esas ventajas que ofrecen los salvaescaleras en comparación a las otras opciones que hemos comentado, las sillas cuentan con otra serie de beneficios que las hacen ganar puntos, como la gran seguridad con la que cuentan sus mecanismos, la posibilidad de escoger diferentes estilos en función del estilo de la casa o la comodidad con la que cuentan los asientos de las sillas salvescaleras.

En cualquier caso, si nos ponemos a analizar los beneficios de los ascensores también encontraríamos muchos. Lo ideal es valorar cada situación particular, ya que, dependiendo de las circunstancias, puede ser más recomendable escoger una opción u otra.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *