faro santander

Un elevador completa la ruta para los peatones hasta General Dávila en Santander

La ciudad de Santander, es una de las más bonitas de nuestro país. Sus playas y sus calles, hacen que se convierta en uno de los destinos preferidos por los turistas nacionales e internacionales. Debido a las obras que s están realizando en ella, se postula como una de las ciudades más accesibles de España. El proyecto municipal de conexión por escaleras mecánicas desde el Paseo de Pereda hasta el del General Dávila, no termina con la obra finalizada en la calle de Lope de Vega. En julio, las rampas entrarán en funcionamiento, se realizará la plantación de los distintos árboles y así, la obra seguirá su curso en la campa detrás de la iglesia.

Complicaciones en el transporte

Esta obra, destacará frente a otras por el hecho de que es difícil transportar material. El importe del proyecto municipal asciende hasta los 1,3 millones de euros y ha sido necesario instalar una grúa de dimensiones considerables. El material a utilizar, ha tenido que ser trasladado por el aire para realizar el seno por el que discurrirán las escaleras mecánicas que llevarán al ascensor que subirá hasta la calle de Santa Teresa. Ambas infraestructuras están hechas en hormigón, pero aún queda trabajo por realizar. Hasta el mes de septiembre no estará operativo y se tendrá que observar el cielo para que las lluvias no supongan un impedimento añadido para la consecución de la obra.

Mejoras previstas en movilidad

Este nuevo ascensor que está en construcción detrás de la iglesia de Los Carmelitas (calle de El Sol), dejará al peatón en la calle de Santa Teresa. Desde este lugar hasta Jado, podrá utilizar los 4 tramos de escaleras mecánicas y el ascensor que se construyó hace unos 7 años. Por otro lado, las mejoras de movilidad continuarán en la subida al Gurugú, donde se están construyendo rampas y escaleras desde mayo por valor de 1,5 millones de euros. Se trata de 5 tramos de escalera, de entre 8 y 12 metros de longitud y 2 rampas de entre 19 y 23 metros de longitud.

Por otro lado, hay más tramos previstos, como el de la calle de Enrique Gran-Entrehuertas, que está en proyecto y el de la calle Valencia, desde Camino Alonso Vega hasta General Dávila, que actualmente está en idea. Por otra parte, otros proyectos son 2 ascensores, uno por cada boca del Pasaje de Peña, que alcanzarán hasta la calle Alta.

Por otro lado, para mejorar la movilidad de la calle Valencia, se pretende construir 2 tramos de escaleras mecánicas y 1 de rampa mecánica para salvar los 13,16 metros de desnivel que existe en los 79 metro de distancia del trayecto.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *