si se averia el ascensor

¿Qué no debes hacer si se avería el ascensor?

Las cosas se estropean, es ley de vida. No existe ningún elemento que no sea susceptible de ello y el ascensor forma parte. Las películas generalmente alarman y crean una cierta psicosis en la población sobre el hecho de que el ascensor pueda pararse estando dentro. No es algo común, pero sí es cierto que es posible. En este artículo, descubrirás qué no debes hacer cuando ocurra esta situación.

El agobio es el síntoma más común

Seguramente, cuando estés leyendo este artículo, lo primero que te venga a la cabeza sea claustrofobia o agobio. La sensación de estar atrapados o atrapadas y no poder salir es bastante horrible, es lo que se conoce como ansiedad.

Asimismo, la estética del mismo no ayuda a relajarse, puesto que el metal y el aspecto hermético es para que se pueda pensar que el aire se va a agotar de forma rápida. Sin embargo, esto no se piensa cuando por ejemplo nos metemos en un autobús o en nuestro propio coche. El elevador, posee sus propias rejillas de ventilación que garantizan un correcto suministro de aire. Por ello, si te ocurre no te agobies e intenta respirar hondo.

Otro de los pensamientos más comunes es el hecho de que el ascensor pueda caerse. Esto es debido a lo que decíamos anteriormente de las películas, pero es pura ficción. Lo cierto es que cuando el ascensor se avería se activan los sistemas de bloqueo y frenado que impiden que el elevador se pueda caer. Lo más importante para evitar que un ascensor se averíe es que se lleve un control en cuanto a mantenimiento correcto y que además, se haga un uso correcto de él.

Se ha parado el ascensor. ¿Qué hago?

Como hemos dicho anteriormente, no pierdas los nervios y tranquilízate, puesto que hay aire y está bien sujeto. Por otra parte, actúa y no te quedes quieto o quieta ahogándote en la ansiedad. Usa el teléfono que hay en el elevador para contactar con el servicio técnico de mantenimiento del ascensor. Asimismo, también se puede llamar al 112 si es necesario desde el móvil.

Otra opción es activar el botón de emergencia del ascensor para alertar a los vecinos del edificio. Por otra parte, no descartes pulsar los botones de abrir y cerrar puertas, puesto que a veces es una solución al atasco.

El cementerio está lleno de héroes. Es decir, no trates de salir del ascensor parado por tus propios medios ni fuerces las puertas, puesto que podría ser peor. Si se ha parado entre dos pisos, tampoco intentes salir de él, puesto que es muy peligroso.

Por supuesto, descarta tocar el cableado del circuito eléctrico del ascensor. Podrías sufrir un accidente como electrocución. Teniendo en cuenta esta serie de consejos, será posible salir con tranquilidad y sin riesgo del ascensor.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *